MEXICO  (DISTRITO FEDERAL)  

Confluencia de la Avda. Reforma con Avda. Madero, a las puertas de nuestro Hotel (Gran Meliá Reforma)

 

 

Confieso que la idea de ponerme a andurrear sin ningún tipo de plano, por una ciudad del tamaño de Ciudad de México (20 millones de habitantes), no me seducía y menos llevando a mi hija Rocío conmigo.

La primera aventura fue cruzar la avenida Reforma y adentrarnos por la calle Madero hacia la plaza del zócalo.

En mi vida había visto tanto despliegue policial en la calle, las joyerías estaban tomadas policialmente y en cada una de sus puertas había dos "robocops" haciendo guardia y armados hasta los dientes... esto no hizo mas que aumentar nuestra sensación de inseguridad.

Poco a poco, la contemplación de la catedral de México, la plaza del Zócalo, el templo mayor, etc... nos calmó algo y ayudó a relajarnos.

Al paso de los días, la experiencia que íbamos adquiriendo y la compañía de nuestro "guardaespaldas" José(facilitado por la familia de Ana Paula, la amiga de mi hija Rocío), así como el poder disponer de un coche que conducía a su vez José, nos permitió conocer lo mas selecto y turístico de Ciudad de México: Coyoacan, San Angel, Chapultepec, etc.

A continuación os pongo una selección de fotos de nuestra estancia en la capital azteca.