REFLEJOS

El uso de reflejos en la fotografía puede dar lugar a efectos sorprendentes y por lo tanto a bellas imágenes. El agua, cristales, espejos o cualquier tipo de superficie reflectante puede transformar una imagen sencilla en una obra de arte espectacular. Lo bueno del uso de las reflexiones a la hora de tomar fotos, es que pueden alterar completamente la imagen de una manera muy sencilla, dando lugar a algo más rico, abstracto, o artístico.

La creatividad y la calidad de una foto dependerá de que el que tome la fotografía sea capaz de ver aquellos detalles que para otros pasan desapercibidos. Además, el uso de la luz reflejada puede mejorar enormemente la calidad de la iluminación disponible. La luz difusa es por regla general mejor para tomar fotos y el uso de la luz reflejada, ya sea como fuente principal de luz o para poner de relieve algo, es una excelente manera de captar la luz difusa.

Cuando el fotógrafo tiene la suficiente habilidad para utilizar los reflejos artisticamente, sus fotografías alcanzarán un nivel muy superior; aunque en algunas ocasiones esos reflejos pueden ser molestos y nada  artísticos.